Debate decisivo en Parlamento de España: Presupuestos Generales o elecciones

Este miércoles, 13 de febrero, se votarán las enmiendas a la totalidad presentadas a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) por los grupos parlamentarios españoles. Si salen adelante, tumbarán las cuentas del Ejecutivo español.

¿Qué son las enmiendas a la totalidad?
Las enmiendas a la totalidad a los Presupuestos Generales del Estado es el primer trámite parlamentario al que se enfrentan las cuentas públicas del Gobierno.

Suponen un rechazo a la totalidad del proyecto presentado por el Ejecutivo y su aprobación conlleva que el Gobierno no pueda presentar de nuevo unos Presupuestos para 2019.

¿Cuántas se han presentado?
Se han presentado 6 enmiendas a la totalidad. Las han registrado: Partido Popular (PP), Ciudadanos (Cs), Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), Partido Demócrata Europeo Catalán (PDeCat), Foro Asturias y Coalición Canaria.

¿Cómo se debaten y se votan?
En primer lugar, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, interviene para presentar y defender las cuentas que presenta a la Cámara. Después lo harán cada uno de los representantes de los grupos parlamentarios que han registrado enmiendas, en un orden que comienza por aquel que cuenta con más escaños y termina por el que menos tiene. Estas intervenciones tienen lugar este martes.

En la siguiente sesión, el miércoles, vuelven a participar los mismos representantes en el mismo orden para fijar sus posiciones, salvo la ministra, que hablará en último lugar.

Una vez concluidas las exposiciones se procederá a la votación. Todas las enmiendas se votan a la vez, puesto que aunque tengan diferentes fundamentaciones, todas persiguen el mismo objetivo: la devolución de los Presupuestos al Gobierno.

¿Qué mayoría necesitan para salir adelante?
Las enmiendas a la totalidad necesitan mayoría simple para ser aprobadas, es decir, más ‘síes’ que ‘noes’.

En el caso de un empate, se procedería hasta a tres nuevas votaciones. Si el empate perdura, se rechazarían las enmiendas y los Presupuestos seguirían su tramitación.

¿Qué sucede si se aprueban?
Si se aprueban las enmiendas, los Presupuestos son rechazados y el Ejecutivo ya no tiene la posibilidad de presentar unos nuevos.

En la historia de la actual democracia española eso solo ha sucedido una vez, en 1995, cuando el Gobierno de Felipe González tuvo que adelantar las elecciones generales. Y precisamente ese es el escenario que contempla el PP, que se produzca un adelanto que les permita recuperar el Gobierno de la nación en breve.

Sería la opción más probable, aunque no se puede descartar que el presidente español, Pedro Sánchez, siguiera gobernando con una prórroga de los presupuestos anteriores, que fueron elaborados por el Gabinete del anterior presidente, Mariano Rajoy.

¿Qué sucede si se rechazan?
Si se rechazan las enmiendas, los Presupuestos Generales del Estado continúan su tramitación. Dentro de unas semanas debería producirse el debate de las enmiendas parciales y posteriormente ser remitidas a la otra Cámara legislativa española, el Senado.

Allí, hay muchas posibilidades de que las cuentas públicas sean vetadas, pues el PP cuenta con mayoría absoluta. Pero sería un veto que el Congreso podría levantar y los Presupuestos serían aprobados.

¿Qué posibilidades hay de que sean aprobadas?
Si todos los partidos que han presentado enmiendas mantienen su postura y votan ‘sí’, las enmiendas serían aprobadas y los Presupuestos rechazados.

En este caso la llave la tienen los partidos catalanes independentistas ERC y PDeCat, que ya fueron claves para que prosperara la moción de censura que le dio la Presidencia del Gobierno a Pedro Sánchez.

La abstención de los dos grupos catalanes tampoco le sería suficiente a Sánchez, ya que necesita que al menos uno de ellos se abstenga y el otro vote a favor para rebasar los 170 escaños del resto de partidos que rechazan los Presupuestos.

Joan Tardà, portavoz de ERC en el Congreso, ha manifestado en numerosas ocasiones que no darán su apoyo en este trámite a no ser que el Gobierno se mueva en la dirección de las medidas que le han pedido.

De momento, Sánchez solo tiene asegurados 160 votos a favor de las cuentas públicas, que son los del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Unidos Podemos (UP) y Compromís.

¿Podría gobernar Sánchez prorrogando los presupuestos anteriores?
Aunque hasta la fecha no se ha dado el caso de un Gobierno en España que continuara su mandato sin haber conseguido la aprobación de los PGE, en teoría sí podría hacerlo.

Pero prorrogar los presupuestos de 2018 entrañaría serias dificultades. En primer lugar, el Ejecutivo ya ha aprobado algunas de las medidas económicas que presenta en este proyecto de PGE a través de un decreto del Consejo de Ministros, que posteriormente fue convalidado por el Congreso.

En concreto, las medidas aprobadas son aquellas que aumentan el gasto público: la subida del salario mínimo y la subida de las pensiones.

Por ello, el Gobierno necesita ahora la aprobación de los Presupuestos para aumentar los ingresos que financien esos gastos. En este sentido, el proyecto que presenta este martes incluye un aumento de la recaudación del Estado estimado en 20.000 millones de euros, de los que 5.600 proceden de la creación de nuevos impuestos.

¿Qué pasa con el déficit si no se aprueban estas cuentas?
Si no se aprueban estas cuentas, y con las medidas de gasto ya aprobadas, el déficit será mayor al previsto y se incumplirán las obligaciones adquiridas con la Unión Europea, lo que conllevaría una multa de más de 2.000 millones de euros, como las que enfrentó en repetidas ocasiones el Gobierno de Mariano Rajoy.

¿Una llave de último momento?
Como la llave de estos Presupuestos la tienen los dos grupos parlamentarios de los partidos catalanes independentistas ERC y PDeCat, el juicio del ‘proceso’ catalán, que comienza este 12 de febrero, es de vital importancia.

En esta causa se juzga a 12 líderes del independentismo catalán por el referéndum de autodeterminación ilegal celebrado el 1 de octubre de 2017 y que culminó con una declaración unilateral de independencia pocos días después, que fue inmediatamente suspendida por el Tribunal Constitucional.

Tanto ERC como PDeCat han solicitado al Gobierno de Sánchez diferentes gestos con respecto a este proceso y negociaciones sobre la autodeterminación como condicionante para apoyar sus presupuestos.

¿Cuáles son las próximas fechas a tener en cuenta?
Principios de marzo. Si las enmiendas a la totalidad no prosperan, a principios de marzo se debatirán en la Comisión de Presupuestos del Congreso la enmiendas parciales, que serán votadas en el Pleno a mediados o finales de ese mes.

Después llegará el turno del Senado, ya en abril. Su previsible rechazo de las cuentas, por la mayoría absoluta que tiene el PP, retornarán el proyecto al Congreso, que levantaría el veto de la Cámara territorial española.

14 de abril. Si finalmente el Gobierno no consigue proseguir con la tramitación de los presupuestos, fuentes gubernamentales habrían adelantado a EFE que el presidente estaría barajando el 14 de abril para la convocatoria de elecciones generales. Además de ser domingo de Ramos, es el aniversario de la proclamación de la II República española (1931).

Nuria López

URL: http://hispanosaldia.com/?p=6428

Escrito por en Feb 12 2019. Archivado bajo Actualidad, Internacionales. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

Deja un comentario

Enlaces Destacados

    Buscar en Archivo

    Buscar por Fecha
    Buscar por Categoría
    Buscar con Google

    Galería de fotos

    Contactenos
    Acceder | Designed by Gabfire themes